Saltar al contenido

¿Cómo encender una estufa de leña o pellets sin pastillas?

como encender una estufa de pellets o leña sin pastillas

Generalmente cuando vamos a encender un fuego, ya sea en una estufa de leña, en una chimenea o en una barbacoa, uno de los trucos que usamos mucho son las famosas pastillas blancas.

Pero el no usar productos químicos tiene muchas ventajas para nuestra salud, y por eso sigue leyendo y verás como disfrutar del fuego de leña de forma segura.

¿Por qué se debe usar pastillas para encender la estufa con pellets?

Como invierno vas a usar mucho tu estufa en la terraza, no es que debas retirar las pastillas para siempre, si no que de esta forma podrás ahorrar dinero, y eso es algo que a todos nos viene bien.

No podemos hacer un uso abusivo de éstas ya que no debemos olvidar que se tratan de productos puramente químicos que o bien van a parar a nuestra comida o al aire que respiramos.

No es el caso de las estufas de leña o pellets, salvo que sean tipo horno, pero si vas a cocinar o calentar algo sobre ellas, el usar pastillas hará que el sabor de tus alimentos no será tan gustoso o apetecible como si no las hubieses usado.

¿Qué leña es mejor para encender la estufa de pellets?

Aunque existan muchos tipos de leña para encender una estufa o una chimenea, y pueda resultar difícil decidirse por una u otra, estará bien que establezcas esta diferenciación entre maderas:

  • Maderas DurasLa leña de encina, oliva, roble o carrasca se encuentran en este grupo, en general se trata de especies duras y resistentes, por lo que sus brasas son las mejores para la estufa de leña, porque tienen mayor poder calorífico.
  • Maderas Blandas: En este grupo englobamos a los frutales, restos de poda y árboles con ramas más sencillas. Este tipo de leña no es la más recomendable para encender una chimenea porque se obtienen menos brasas y no retienen tanto la capacidad calorífica. Este tipo de leña nos podría valer para prender el fuego, pero para mantenerlo es preferible el otro.
¿Qué leña es mejor para encender la estufa de pellets?
La mejor leña para encender una chimenea

En cualquiera de los dos casos la madera que vayamos a usar en nuestra estufa de leña, debe estar muy seca para que sea fácil de prender y de mantener el calor.

Y si no uso pastillas, qué utilizo para encender la estufa de leña.

Pues muy buena pregunta, pero recuerda que además de las pastillas puedes utilizar cualquiera de los siguiente métodos para encender la chimenea, o ¿qué piensas que hacían antes?

Encender la estufa de leña mojando carbón con aceite de oliva

Muchas veces se puede añadir un poco de carbón a la leña para aumentar el poder calorífico. Este método aprovecha este sistema, y aumenta el poder del carbón con la inflamabilidad del aceite.

En primer lugar deberemos colocar el carbón en la chimenea donde queremos prender la llama y encima de ésta colocar unas servilletas o papeles empapados de aceite de oliva.

Cuando prende el papel, la calor debería se traspasa al carbón de manera que éste empezara a impregnarse de la energía calorífica desprendida.

Para que sea efectivo, debes meter madera también, porque el papel se consume muy pronto, y si el carbón no prende tendrás que seguir metiendo papel, y eso no es práctico en ninguna terraza.

estufas con pellets lory 9 kw pequeña

Combinar carbón y madera dentro de la estufa para mantener el fuego.

Como ya hemos mencionado en el primer apartado, si buscas la efectividad y ser rápido, siempre podrás mezclar el carbón y la leña para un encendido de chimenea mucho más duradero.

Mientras la leña te proporcionará un prendido automático, el carbón que estará conjuntamente con él se irá calentando de manera que cuando la madera se consuma, el carbón siga estando caliente para un futuro prendido de la chimenea.

Utilizar un eco-encendedor para prender la llama.

Hay personas que se decantan por lo sencillo, y no quieren perder demasiado tiempo en intentar encender la estufa de pellets de manera manual. Por eso recurren a los eco-encendedores.

Simplemente se tratan de encendedores sostenibles con el medio ambiente que prenden las madera o el carbón de manera mucho más rápida y veloz que no de manera manual. Son como pastillas pero sin estar hechos de químicos.

Trucos de toda la vida para encender una estufa de leña.

El nido de los papeles en las estufas.

Lo llamo nido porque la primera vez que lo vi me pareció el escondite de un pollito. Hacemos  bolas de papeles que juntamos en el centro del hogar de la estufa, y los rodeamos con trozos pequeños de leña.

Prendemos fuego al papel y éste al estar al lado de la leña seca pequeña soportará el fuego que le pasará a la leña de consumo, o el trozo gordo de leña que tienes que meter.

A medida que vaya aumentando el nivel del fuego, podrás seguir añadiéndole más troncos para que éste siga consumiéndose.

Usar corchos con alcohol

Los corchos de las botellas son sin lugar a duda uno de los métodos caseros para encender chimeneas por excelencia. Impregna estos corchos con un chorro de alcohol y posteriormente enciéndelos y deja que la calor se esparza entre todos ellos.

Una vez tengas una buena llama podrás incluir leña, carbón y cualquier tipo de material que dispongas para mantener el fuego.

Este método es muy parecido el de los papeles del principio.

Utilizar piñas para encender el fuego de la estufa de leña exterior.

Las piñas son un aliado de toda la vida para encender el fuego de cualquier chimenea. El método es similar al anterior sólo que en vez de unas bolas de papel, lo que usamos son piñas que sirven de transmisoras del fuego.

Estufas de pellets de leña piñas ¿Cómo encender una estufa de leña o pellets sin pastillas?

Conclusiones sobre el encendido de la estufa de leña sin pastillas

Definitivamente existen infinidad de alternativas a encender la chimenea sin pastillas, sin embargo, requerirán un poco más de dedicación y constancia.

Las pastillas no son malos objetos, al contrario, son realmente eficientes para encender las chimeneas, sin embargo, no es recomendable un uso excesivo ya que se tratan de compuestos altamente químicos, y además te ahorrarás algún dinero si no las usas.

Por lo tanto, ir alternando trucos caseros para encender la chimenea y pastillas sería la combinación perfecta para poder disfrutar de nuestra chimenea a pleno rendimiento.